AAA: “Anticipación, Adaptación, Acción”

AAA o “triple A” es el “mapa mental” que vertebra “El Manual del Estratega“. Inspirado en la “ley del cambio” de Jorge Wagensberg, físico que ha estudiado las teorías de la complejidad, lo aplico a la estrategia y a la gestión empresarial. Son las tres armas estratégicas contra la incertidumbre. No hay más.

Hace unos días he publicado una columna en varias cabeceras regionales del grupo Vocento (El Norte de Castilla, Diario Montañés, Diario Vasco, Correo Español, Ideal de Granada, Las Provincias, Hoy Extremadura, Sur, El Comercio), comprimiendo en pocas líneas lo que AAA representa.

Este es el texto, al que adjunto una figura con algunas de las preguntas que cada organización debería responder para ser consciente de todo su potencial ante la incertidumbre.

Hay una pregunta que los pretendemos saber algo de estrategia odiamos: “tú, si eres tan listo, ¿cómo es que no eres rico?”. También
pasa en las mejores empresas. En 1993, IBM anunció los peores resultados empresariales de la historia de EE.UU. Su nuevo presidente ordenó rastrear en los archivos veinte años de análisis estratégicos para intentar entender qué pasó. En sus propias palabras, todo podía resumirse en: “lo vimos venir” y “no cambiamos nada”.

Es decir, para triunfar, además de ser listo, es necesario hacer cambios. Cambiar dentro sirve para adaptarse, hacer cambios fuera para influir. Puesto de otro modo, sólo se puede vencer a la incertidumbre combinando tres palancas: anticipación, adaptación y acción sobre el entorno. A eso me gusta llamarlo AAA o “triple A”.

Cómo se haga AAA define la estrategia. Por ejemplo: un conejito está siempre a la escucha para anticipar peligros, está adaptado pues tiene buenas patas para correr cuando llegan y actúa sobre el entorno cavando madrigueras para esconderse. Su estrategia es de “presa”, siempre paranoica. En
contraste, un depredador duerme donde quiere, aunque hay días que no come. Es otra estrategia. Del mismo modo, en las empresas he identificado cinco “estilos de hacer estrategia” típicos según AAA: héroe, solucionador, profesional, darwinista o del cambio.

Anticipar es verlas venir, los estudios de mercado o la planificación ayudan a ello. Adaptarse es hacer cada día que el negocio se acerque más a cómo debería ser. Es una carrera sin fin, en la que van cayendo los menos eficaces y eficientes. Actuar sobre el entorno tiene varias vías: el marketing, la innovación que cambia las reglas del juego, las alianzas… Hay quien piensa que está sólo al alcance de las empresas grandes pero no es así, porque la fuerza puede suplirse con creatividad y perseverancia. Como decía la fundadora de Body Shop, “si crees que eres demasiado pequeño para producir algún impacto, trata de dormir con un mosquito en la habitación”.

 

 

 

2017-08-03T16:59:14+00:00 26 abril, 2013|Sin comentarios

Deje su comentario