Loading...
Home 2018-09-23T10:19:44+00:00

Conversación.

Inspirarse para inspirar

El objetivo del coaching empresarial es lograr la mejor versión de la organización, y comienza hablando con una persona clave. Puede ser un CEO, un director de división, de estrategia, de personas… alguien a quien la empresa ha confiado su renovación. Esa persona ha de ser un conocedor y posible catalizador del sistema de la empresa. Si no, el coaching empresarial no es posible.

La conversación es el vehículo por el que damos estructura a los problemas y cauce a las soluciones. Los líderes lo saben y hablan mucho y con muchos. Lo que no todos saben es que con un “conversador profesional”, un líder accederá antes a la claridad que hace enfocarse en los problemas correctos y conectará con la intuición que acerca a las mejores soluciones.

He trabajado para complementar mi experiencia directiva y académica con una práctica como coach certificado y poner ambas a disposición de mis clientes. También he procurado conocer diversidad de enfoques , para no estar condicionado por una escuela o perspectiva concreta. Tras más de mil horas de práctica, he iniciado también una actividad como como mentor y supervisor certificado de otros coaches para su desarrollo, formando parte del ICF Mentor Coach Registry  En mi práctica sigo el código ético y las 11 competencias de ICF. También trato de seguir los valores de Respeto, Excelencia, Integridad y Responsabilidad (transversales a todo coaching según David Lane). Su acrónimo, REÍR, es otro de los valores que procuro incluir pues el humor dota la conversación de gran energía y perspectiva.

Formación como coach

Logos de empresas de directivos de los que he sido coach o executive advisor

Estrategia.

Encontrar el menor movimiento que provoque el mayor impacto positivo

El primer paso de la estrategia es parar para poder pensar. En las empresas sin estrategia nunca hay tiempo para pensar. Como no hay estrategia, nada es lo importante. Pero como nada es lo importante, todo es importante. Siempre se está corriendo y no hay tiempo. El cortoplacismo es por tanto un círculo vicioso que sólo pueden romper los líderes que protegen los momentos para la perspectiva.

Compartir ese caro espacio con uno o varios aliados que conozcan bien las disciplinas de la gestión organizacional, la estrategia o la comunicación ayuda a desafiar el pensamiento convencional y a dar mejor forma a las aspiraciones. Entre dos o más es más fácil aunar pensamientos creativo, realizador y crítico.

Mi actividad como advisor estratégico es la evolución natural de mi trayectoria profesional previa, de la que repartí los últimos 13 años entre director de Gabinete de Presidencia y director de la Oficina de Estrategia Corporativa en Telefónica S.A. Uno a la experiencia profesional la académica. Desde 2002 he colaborado con el IE Business School como mentor de creación de empresas y posteriormente Profesor de Dirección Estratégica, obteniendo recurrentemente reconocimientos a la Excelencia Académica. La asignatura que más imparto es “Implementación de la estrategia”, que no deja de ser la estrategia para que la estrategia se haga realidad. También he formado en otros centros educativos. En 2013 escribí “El Manual del Estratega“, que lleva publicadas 6 ediciones y recibió el premio al mejor libro de empresa publicado en España en ese año por Knowsquare.

Como advisor estratégico y de gestión realizo tanto asesoría regular como “consultoría de contraste” puntual, o participo en advisory boards. Aporto criterio independiente en el diseño organizacional de palancas de gestión (incentivos, formación, criterios de contratación, fomento de valores, formatos de reuniones, estilo de liderazgo, estructura…).

Compromiso.

Creer y crear, crear y creer

El ritmo de la empresa es el ritmo de los corazones de sus personas. El cambio es una emoción, no una metodología. Para que la empresa se ponga en marcha tiene que haber surgido una doble confianza: creer en las personas y creer en el proyecto. Los logros realimentan ambas confianzas en un ciclo positivo. Creer y crear, crear y creer.

Si sin estrategia no había espacio para pensar, sin el compromiso de las personas los mandos tienen que decidirlo y controlarlo todo. Este sistema ha funcionado muchos años, pero hoy la complejidad y el ritmo del entorno superan la capacidad de respuesta de muchas organizaciones. Son precisamente aquellas que aún se dividen entre los que piensan y los que hacen, o entre a los que les importa y a los que no.

Una organización más ágil, capaz de aprender, requiere compromiso mutuo y compromiso con la estrategia. ¿Cómo conseguirlo? Trabajando las interferencias que impiden el flujo natural de la responsabilidad en los equipos. Suelen ser la falta de confianza, de conflicto constructivo y de liderazgo.

Mi forma de contribuir a estas tareas es (1) participando en procesos de coaching de equipos o facilitación de reuniones, en puntos de impacto para las estrategias de cambio definidas (2) apoyando al líder en su documentación y comunicación (un rol que conozco bien de mi etapa en gabinetes) para potenciar su influencia  (3) fomentando las dos confianzas mencionadas: la intraequipo y la confianza en la estrategia mediante talleres diseñados ad hoc.

Taller EQUIPOS QUE FUNCIONAN
Taller EQUIPOS QUE FUNCIONAN
Es un taller de desarrollo de liderazgo que parte de un enfoque estratégico de la actividad de dirección y una constatación de que la gestión debe cambiar cuando los intangibles repercuten más en el valor que los activos físicos. El taller ofrece un proceso ordenado en el que se articulan las herramientas y conceptos necesarios para la cooperación exitosa de alto rendimiento. El taller tiene dos variantes, según los participantes sean equipos completos o líderes de distintos equipos.
Se personalizan distintos modelos y estrategias para identificar y tratar las disfunciones, la clarificación de roles, las preferencias en la toma de decisiones, etc.
Taller ASPIRACIÓN ESTRATÉGICA
Taller ASPIRACIÓN ESTRATÉGICA
Este taller repasa el proceso de la estrategia, de la fijación de metas a la ejecución. En cada paso, se discute cómo aplicar el pensamiento estratégico para hacer que la estrategia sea eficaz, diferencial y tenga un sentido de largo plazo. Se puede utilizar para aterrizar una aspiración (misión, visión, valores deseados) e inspirar el tipo de cooperación que se necesitará para alcanzarla. O puede ser la ocasión de dar más forma a esa aspiración común para que todos se sientan partícipes de ella. Se usan metáforas y otros recursos como escenarios para salir de los sesgos más habituales. y se facilita el intercambio de ideas con dinámicas de coaching de equipos.

Cambio.

Ser nuestra mejor versión, aunque sea sólo por hoy (repetir cada día)

El coaching empresarial es catalizador. Puede hacer algo más que ayudar al líder a orientar el proceso y a poner las bases de cooperación en los equipos: puede capacitar y empoderar a los aliados del cambio. Se necesita una masa crítica de agentes del cambio y se necesita que cuenten con los aprendizajes que les permitan impulsar lo nuevo y ser un modelo de excelencia personal. También se necesita que la empresa gane frente a otros la batalla de la calidad del pensamiento. En el mundo que viene, el éxito es para las empresas que aprenden antes y que sostienen los cambios.

En el sistema de una organización, la prevalencia del “partido del futuro” frente al “partido del pasado” es el equivalente a la fase final de un proceso de coaching, donde lo que empuja hacia delante a la persona es mayor que lo que intenta mantener vivo el equilibrio conocido (pero que ya no sostenible).

Como suelo trabajar con personas que son sponsor del cambio en sus organizaciones, puedo pasar a ser formador o ponente . Como formador el objetivo es reforzar a los que contribuyen al cambio organizacional con habilidades de autogestión y liderazgo (empoderar a los agentes del cambio). Estoy certificado como nivel master en PNL y trainer en Desarrollo Personal por Frank Pucelik. Las ponencias pretenden facilitar la difusión y comprensión interna de las nuevas ideas. Su tema común es la estrategia en el cambio, adaptadas a la empresa y su contexto. Proporcionan parte del “por qué”, y complementan el trabajo directivo sobre el “cómo”. 

Ponencia POSTDIGITAL
Ponencia POSTDIGITAL
Lo digital reduce la fricción, acelera el análisis y automatiza las decisiones. Todo esto cambia la forma de crear valor en las organizaciones, y la propia naturaleza de éstas.
Son numerosos los esfuerzos por divulgar las claves de la revolución digital, como impulso a la transformación de las empresas. Este parte de un enfoque novedoso, cuyo foco no es sólo aumentar conocimientos o anticipar el impacto de las tendencias, sino trabajar las creencias y valores que sustentarán el éxito en una nueva etapa que ya se ha impuesto (aunque persistan modos del pasado). Estas claves sí son transformacionales, y proceden del modelado de las experiencias de éxito (“el futuro ya está aquí, sólo que aún no lo bastante repartido”).
Curso AUTOLIDERAZGO
Curso AUTOLIDERAZGO
Decía Jack Welch, CEO en ese momento de General Electric, que “cuando el ritmo de cambio dentro es menor que el ritmo de cambio fuera, el fin se acerca”. Eso sigue siendo muy real para empresas, pero también para los profesionales. Sin aprendizaje, sin conexión con el entorno, acaban estando equipados para lo que ya no es.
Este curso para mandos y agentes del cambio permite experimentar la eficacia de herramientas que llevan a desarrollar y mantener estados de excelencia personal, en uno mismo y en los demás. El participante aprende a definir su propia visión y medir su progreso hacia ella, a sacar el máximo de los distintos mapas con los que afrontar la realidad, a aprender de los mejores, a liderar situacionalmente y a comunicar con eficacia e inspiración.
CONTACTO

Contacto.

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Asunto

Mensaje

captcha