Loading...
Home 2017-12-15T15:15:53+00:00

8Change.

UN MODELO INTEGRAL PARA FACILITAR EL CAMBIO.

Comparto aquí el modelo para el cambio por etapas que he ido consolidando, y que llamo “8Change”. Es un proceso de ocho etapas que configura un bucle con forma de ocho y en el que se marcan tres “zonas”: conversación, estrategia y cambio. Su valor está en integrar esas áreas. La mayoría de los intentos de cambio, personal o empresarial, fallan por olvidar su mutua dependencia para un cambio exitoso. El hecho de que cada uno sean atendidos por perfiles profesionales diferentes (coaches para la conversación, analistas o consultores para la estrategia, directivos, asesores o profesores para el cambio) agrava el problema.
8Change parte de espacios para el descubrimiento, que suelen surgir en la CONVERSACIÓN. Sobre los mapas y metas que de ahí se obtienen se construye una ESTRATEGIA, que es más rica cuantas más opciones inteligentes se abren y cuanto con mejores criterios se cierran. Cuando la estrategia está formulada, el camino que lleva a un CAMBIO positivo requiere otra estrategia: una estrategia para que se haga realidad (las tácticas), así como liderazgo y autodisciplina. Al enfrentar estrategia y acción de forma consciente surgen aprendizajes, que pueden modificar las estrategias o llevar a revisiones profundas que suelen implicar conversación. El modelo es iterativo, y en cada ciclo mejora la adaptación y los individuos crecen.

Estrategia.

¿Qué ofrezco?

En 2004 comencé a escribir ESTRATEGA, un blog de estrategia empresarial y personal, en tono de humor. El título del blog resultó ser profecía: de ser responsable de Inteligencia Competitiva me incorporé al corporativo de Telefónica S.A. como director del Gabinete de Presidencia y de la oficina de Estrategia Corporativa durante 13 años.
En 2013 escribí “El Manual del Estratega“, que lleva publicadas 5 ediciones y recibió el premio al mejor libro de empresa publicado en España en ese año por Knowsquare.
Con los años de experiencia como directivo en estrategia, profesor y coach ejecutivo terminé aceptando un par de verdades incómodas sobre la estrategia y el cambio. La constatación de que al proceso de apertura y cierre de opciones de la estrategia le sobra análisis y le falta integrar la conversación y la acción. Estas conclusiones empujaron mi “reinvención profesional” y que comenzara a trabajar y refinar mi modelo 8Change.

Conversación.

¿Qué ofrezco?

Una consecuencia de 8Change (y nada hay más práctico que una buena teoría) es que el conocimiento y experiencia no llegan a generar impacto si el diálogo previo no es profundo y eficaz, o si se pierden los aprendizajes que surgen de la acción.
En mi práctica como coach, mi conocimiento de estrategia hace más rica la generación/selección de opciones y mi experiencia en los cambios empresariales ayuda a hacer más integral el coaching ejecutivo. En el resto de mi práctica profesional, el ser coach sustenta mejor los procesos que se centran en las otras dos partes en 8Change: estrategia y cambio.

Cambio.

¿Qué ofrezco?

Un entorno más complejo e incierto requiere mayores capacidades de adaptación. Sin embargo, una de las cosas que menos ha cambiado estas décadas es cómo aprendemos.  Ha llegado la hora de que el aprendizaje supere la lógica de la era industrial. Me tomo muy en serio mi rol como formador, facilitador de talleres, escritor o ponente, porque ENSEÑAR es CAMBIAR.
Como fruto del modelo planteo dos propuestas específicas para facilitar el cambio organizacional: (1) el desarrollo de agentes del cambio y la construcción de su compromiso (2) el apoyo al CEO o sponsor del cambio en el diseño y entrega de su visión y mensaje.

8 valores.

Mi práctica profesional de la facilitación del cambio en personas y organizaciones

CONVERSACIÓN: VALORES DE INTEGRIDAD, CONFIANZA Y HUMILDAD

El modelo 8Change resalta que el conocimiento, la experiencia o incluso la actitud son inútiles para generar una influencia positiva si el diálogo no es profundo y eficaz. El buen diálogo puede surgir inmediatamente (el coach o advisor genera química personal con determinado cliente), pero para que sea replicable requiere desarrollar talento y técnicas que se encuadran en la disciplina del coaching. Si además de asesoramiento se desea alcanzar un cambio real, conviene asegurar que el advisor cuenta con (1) formación específica (preferentemente con formadores de prestigio con distintas perspectivas del coaching y certificada por alguna de las principales asociaciones profesionales) (2) “horas de vuelo” (3) la humildad de revisar su práctica regularmente con un mentor.

ESTRATEGIA: VALORES DE EXCELENCIA, FLEXIBILIDAD E INDEPENDENCIA

En el modelo 8Change, el advisor tiende a ser el “the guide on the side” y no the “sage on stage”. Aún así, debe ser capaz de aportar conocimiento, acelerar el tiempo en que un cliente puede suplir las lagunas en conocimiento de las dinámicas organizacionales o del entorno. Como guía, su rol como estratega no es ser prescriptivo, sino atreverse a llevarlo a cambiar perspectivas y superar fórmulas convencionales para abrir opciones. Esa es la parte más incómoda del proceso, que requiere superar la sabiduría convencional y la zona del confort. El acompañante estratégico debe saber pasar entonces de la mente creativa a la crítica y realista, para poner foco en una opción y convertirla en planes. Necesita por tanto estar al día, verificar su información y desarrollar un criterio independiente (la nómina tiende a ser un neutralizador estratégico eficaz).

CAMBIO: VALORES DE CONEXIÓN Y PRESENCIA 

Un profesional puede influir en el cambio desde la dirección, tomando decisiones en primera línea. Pero también desde fuera: capacitando, aportando mejores prácticas o motivando. Para los que acompañamos, la experiencia previa aporta un registro de situaciones que compartir y perspectivas distintas, así como credibilidad. La experiencia, siendo valiosa, no es condición suficiente: grandes directivos han creído en su retiro que el haber ascendido a la cúpula de sus organizaciones les daba carisma fuera para ejercer de advisor o coach sin actualizarse en conocimiento. Por ejemplo, la revolución digital lo cambia todo, mercados y organizaciones, y yo me preocupo de estar conectado con ese cambio: mentorizo start-ups digitales, colaboro con dos proyectos de plataformas y mi nuevo libro trata de su impacto en la estrategia. Por otro lado, el nuevo mundo es demasiado complejo como para escribir ya sus recetas. Los que lo explican deben pasar del negocio de la educación al del aprendizaje. Un facilitador que está presente sabe dominar varias formas de trabajar para escoger en cada momento aquella que mejor inspire a cada uno sus propias respuestas. Además, en una época donde la atención es un recurso escaso, debe crear ligereza y energía positiva en la experiencia.

CONTACTO

Contacto.

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Asunto

Mensaje

captcha