Talleres2020-06-29T09:23:26+00:00

Talleres in-company

Workshops breves personalizados para que la estrategia fluya

«Cuando el ritmo de cambio fuera es mayor que el ritmo de cambio dentro, el fin se acerca»

En un entorno empresarial crecientemente VUCA (Volátil, Impredecible, Complejo, Ambiguo), es bueno recordar que sólo la variedad de comportamientos puede absorber la variedad de circunstancias. Cada uno de estos talleres tiene la misión de incrementar las opciones de una empresa, rompiendo una limitación típica, sin perder el alineamiento con la estrategia.

Los talleres tienen en común:

  • «Mind-blowers«: Enfocados a «abrir mentes» con nuevas perspectivas y a pasar a la acción con nuevos objetos de atención y procesos. Se enfocan a eliminar interferencias para aprovechar más potencial.
  • Catalizadores: Son idóneos para iniciar o reforzar un proceso de cambio, o para incorporarse al itinerario formativo de agentes del cambio.
  • Exclusivos y adaptables: Proceden de la síntesis de diversas disciplinas y se han refinado con la experiencia. El foco de cada programa se adapta a las necesidades de la empresa y a su momento en su ciclo de vida
  • Humor inteligente:  es un condimento genial para proponer cambios en la perspectiva y proporción de las cosas, para fijar recursos en la memoria y para combatir elegantemente el miedo, la rigidez y el status quo.
  • Modulares y precisos: Se presentan distribuidos en una secuencia estratégica precisamente en los puntos donde las creencias, la inercia o la ambigüedad suele generar interferencias que impiden alcanzar el potencial estratégico de una empresa. Pero cada empresa puede elegir seleccionar uno o diseñar un recorrido propio entre la observación o la acción.
  • Dos formatos: presencial (una jornada), u online (dos sesiones). Este último consiste en una masterclass participativa, preparación por parte de los participantes de una tarea, y cierre en un taller cuyos resultados pueden ser puntos de partida de un proceso más amplio.

1. De la claridad a la acción

La estrategia sigue ciertos principios y procesos que son universales, y que fluyen hasta los resultados. Una comprensión intuitiva de qué es estrategia y qué no mejora la calidad del diálogo estratégico y agiliza las decisiones.

Mindblower: la incertidumbre suele paralizar, cuando la acción es una de las mejores armas contra ella. La comprensión del juego lleva a la confianza que moviliza.

2. Gestionar en el mundo VUCA

Un recorrido por las incertidumbres críticas, la visión y la intención estratégica. El objetivo es construir conjuntamente escenarios a largo y una teoría del negocio superior en entornos turbulentos

Mindblower: las empresas suelen separar el largo plazo del corto, o simplemente lo ignoran. Es posible hacerlo presente en el día a día y asentar así las bases de un liderazgo en pensamiento

3. Coherencia organizativa

 Generar un enfoque dinámico y congruente del modelo operativo de la empresa, que dé respuesta a retos del sector, explote las propias competencias y genere ventajas competitivas únicas y sostenibles

Mindblower: las empresas se esfuerzan en mejorar las partes creyendo asegurar así mejorar el todo. La visión sistémica de la empresa aumenta la precisión de las palancas de gestión y deja en evidencia lo no cooperativo

4. Inteligencia comunicativa

Una comunicación es estratégica cuando adapta el lenguaje al interlocutor de manera que aumenta la precisión, la calidad de las decisiones y la activación de los elementos que impulsan la motivación. Al convertir el lenguaje en objeto, se superan fricciones y creencias ineficaces.

Mindblower: las empresas suelen atender el lenguaje de su comunicación externa, pero ignorar el impacto de las palabras en ellas mismas.

5. Estrategias de liderazgo

El líder situacional moldea su comportamiento y nivel de apoyo en función de las circunstancias. Se amplía el modelo clásico para incluir también el nivel de las estrategias personales y corporativas.

Mindblower: el estilo de liderazgo natural de cada directivo suele adaptarse al predominante en la organización, pero lo que la organización necesita es que éstos tomen la responsabilidad de automodelarlo.

6. Equipos ganadores

Llegar a una comprensión común de lo que significa ser un equipo y hacer un progreso sustancial sobre un modelo que supera una a una las posibles disfunciones para convertirse en un equipo que crece a través del debate y la responsabilidad mutua

Mindblower: el conflicto interno no entorpece los resultados colectivos sino que bien gestionado mejora la cohesión y eficacia de los equipos.