talleres2021-02-12T07:42:42+00:00

Talleres de apoyo a la agenda del CEO

Liberar el potencial retenido por el cortoplacismo, la complejidad y la complacencia

«Cuando el ritmo de cambio fuera es mayor que el ritmo de cambio dentro, el fin se acerca»

Cada uno de estos talleres breves in-company tiene la misión de romper una interferencia habitual en las organizaciones. Se aplican a equipos críticos (agentes del cambio, comités directivos) que pueden influir en toda la organización. Su origen son peticiones directas de CEOs. ¿Por qué? Porque hay cosas que  sólo el CEO puede hacer, pero no se lo ponen fácil:

  1. Una de las responsabilidades exclusivas del CEO es definir e interpretar el entorno (lo que se ha complicado en el mundo «VUCA»), para que la empresa construya sobre lo que tiene futuro para ella. En eso choca con el cortoplacismo en la empresa.
  2. Otra misión específica del CEO es la responsabilidad del alineamiento y por tanto del diseño de las principales palancas de la implantación estratégica. La barrera que aquí interfiere es la de la mala complejidad (que suele ser fruto de la inseguridad de los directivos)
  3. Finalmente, la tercera función que sólo el CEO puede hacer es señalar cuáles son los valores y normas a promover y que marcan la identidad aspiracional de la organización. La complacencia es el «antivalor» oculto que suele erosionarlos y marcar un «gap» entre lo asumido y lo real.

Taller «Claridad estratégica»

Objetivo: Implicar a un equipo para superar el dilema corto y largo plazo, y generar una intención estratégica compartida. Como consecuencia, ayudar al CEO a defender su hoja de ruta y marcar «qué es importante ahora» frente al ruido ambiente.

Contenido: El taller consiste en recorrido dialogado por las incertidumbres críticas, la visión y la intención estratégica. Al final del taller se habrá logrado construir conjuntamente escenarios a largo plazo que alinean, una teoría del negocio superior en entornos turbulentos que empodera y una comprensión intuitiva del proceso estratégico que mejorará la calidad del diálogo y las decisiones.

Creencia limitante superada: Las empresas suelen separar el largo plazo del corto, o simplemente lo ignoran. Es posible hacerlo presente en el día a día, recibir la energía de la intención estratégica  y asentar así un liderazgo en pensamiento. De este modo, la incertidumbre pasa de ser una amenaza a ser una ventaja. La incertidumbre suele paralizar, cuando la acción es una de las mejores armas contra ella.

Taller «Inteligencia organizativa»

Objetivo:  Generar mediante la conversación generativa estratégica un enfoque dinámico y congruente del modelo operativo de la empresa, que dé respuesta a retos del sector, explote las propias competencias (e incompetencias) y genere ventajas.

Contenido: El taller hace visible la falta de transversalidad que hace que la organización no acceda a sus propios recursos e ignore sus competencias distintivas, que permanecen latentes. Las empresas suelen atender el lenguaje de su comunicación externa, pero ignorar el impacto de las palabras en ellas mismas. En este proceso de reinterpretación se superan fricciones y creencias ineficaces. La conversación gana generatividad. Como consecuencia el modelo operativo es normalmente el «sujeto», el que mueve a todos, pero en este taller de «Inteligencia organizacional» se convierte en objeto a mejorar.

Creencia limitante superada: Las empresas tienden a  esforzarse en mejorar las partes creyendo así mejorar el todo. La visión sistémica y precisa desvela las paradojas organizacionales, simplifica las palancas de gestión y deja en evidencia lo no cooperativo.

Taller «Equipos ganadores»

Objetivo: Aumentar la flexibilidad y precisión del estilo de liderazgo personal, a la vez que se renueva la «alianza» de los equipos mediante una una comprensión común de lo que les hace generativos.

Contenido: El taller aúna las perspectivas del liderazgo 1:1, de equipos y estratégico. Se aborda desde la generatividad estratégica el «entre» de la cooperación para que el equipo sea la base de una empresa que crece y ayuda a crecer, en el que el debate y el feedback se reinterpretan. El estilo de liderazgo y colaboración natural de cada profesional suele adaptarse al predominante en la organización, pero lo que la organización necesita es que cada uno tome la responsabilidad de automodelarlo.

Creencia limitante superada: Las empresas tienden a desvincular su crecimiento del crecimiento personal de sus integrantes, cuando éste es potencialmente su mayor motor.  Es posible redefinirse como una “organización que aprende”, es decir, que promueve una cultura aspiracional en la que tanto los directivos como los profesionales pueden desarrollar su crecimiento personal como parte de su entorno de trabajo diario.